Habilidades transversales: Pasar de empleado a emprendedor

A menudo vemos en los programas de televisión cómo la gente exitosa comparte algunas habilidades entre sí. Si bien no es una ecuación recta donde tenerlas implicará, obligatoriamente, tener éxito en los negocios; está demostrado que este tipo de habilidades de blindarán de forma majestuosa para desarrollar una carrera de emprendimiento.

Y al día de hoy, donde los trabajos tienen otro factor en común (la precariedad de los salarios), animarse a emprender debe ser casi que una obligación.

Conoce ahora cuáles son esas habilidades transversales que sí o sí debes dominar.

Idiomas

Ya no hablemos de inglés. El mundo está cambiando a pasos agigantados, y aunque los números demuestran que la paridad de Estados Unidos en la cima de la economía se mantendrá; las negociaciones a nivel mundial hoy en día tienen muchos focos.

Lo que sí, debes elegir un idioma comercial que vaya con lo que quieres hacer. Con el mercado que quieras abarcar. Y luego, trabajar en aprenderlo y dominarlo. Sea francés, chino, inglés o alemán.

Contabilidad

Para obtener libertad financiera hay que ahorrar, y para ser emprendedor hay que aprender a llevar las cuentas claras en todo momento.

Sobre todo si en principio trabajarás por cuenta propia. En solitario.

Así las cosas, nunca está de más dedicar un tiempo a estudiar y practicar la contabilidad. Al menos los fundamentos que utilizarás día a día. Cuentas claras conservan amistades, pero además, cuentas claras mantienen los números en ganancias, y no en bancarrota.

Liderazgo

Si bien en las escuelas no se nos enseña a emprender, sino a recibir órdenes de un superior en todo momento (padres, maestros, jefes,…); nunca es tarde para darle una vuelta a la tortilla.

Por eso, una de las habilidades transversales más demandadas en la actualidad es la de liderazgo. La de dejar de seguir órdenes para crearlas, la de dar libertad de hacer a los que te sigue en el organigrama empresarial, pero a través de ello lograr una gestión flexible encaminada a la productividad total.

Como ves, se trata de habilidades que sirven para todo y para todos (de allí que se les denomine transversales). Pero no son habilidades de otro mundo. Por eso, bien puedes tomar un par de horas diarias para dominarlas, para adaptarlas a lo que necesites –o de acuerdo a tus planes para generar dinero en el futuro-.

Lo demás, es lo que sabemos desde siempre: motivarse, enfocarse, y trabajar sin prisa pero sin pausa.

Los comentarios están cerrados.